A N S I E D A D

Instagram me genera una ansiedad galopante. Me tienta la idea de generar un espacio donde escribir, pensar y dibujar no sea sometido a prueba constantemente (por mi misma). Pienso cuando tiempo paso haciendo scroll, viendo el trabajo de otros. Mirando lo que no hice, lo que no soy.

Instagram legitimiza. Yo me canse de esa norma. No voy a dejar de usarla porque es una vidriera para mi trabajo, pero ya no me divierte.